viernes, 3 de abril de 2020

El campo vivo y la agroecología en casa. Campaña de apoyo a la producción agroecológica y las tiendas de barrio.

En estos tiempos de obligada reclusión mandamos un abrazo especial a quienes os haya tocado de cerca la enfermedad. Aquí intentando ayudar a sobrellevar la situación, lanzamos:


Estos tiempos convulsos  han complicado la situación: de  algunos proyectos de agroecología, tiendas y espacios de consumo alternativo: proyectos que vendían a través de grupos que han visto cerrar sus lugares de reparto, se han prohibido los mercados al aire libre… y han visto caer pedidos e ingresos. También muchas tiendas de barrio y modelos cooperativos de consumo se enfrentan a dificultades imprevistas. 

Por eso hemos preparado este mapa para que puedas encontrarles en tu barrio o que te lleven el pedido a casa #AgroecologiaEnCasa. Ahora más que nunca cuidemos de nuestra alimentación y de quienes nos la proporcionanVER MAPA COMPLETO
Hemos marcado como destacados aquellos que necesitan apoyo ahora porque han visto caer sus pedidos. Varios de los proyectos han reforzado la opción de reparto a domicilio. Estamos trabajando para que pronto lo podáis ver indicado en los desplegables.
En los siguientes días, iremos colgando monográficos de cada uno de los grupos de alimentos: PanCervezaCarneVerdurasFrutaQuesosProductos de limpieza. Y tiendas y espacios de consumo alternativo
¡Salud y agroecología!
-- 
Plataforma Madrid Agroecológico

jueves, 2 de abril de 2020

Propuesta desde El Bancal



La lluvia de estos días nos ha tenido un poco paradas y pasadas por agua☔ dándole vueltas a nuevas propuestas para llevar la naturaleza y sus elementos a vuestra casa. Esta vez va de SEMILLAS, nuestro germen de vida🍊🍉🍇🌱🌳 Y os proponemos descubrir el "invernadero" disfrazado que tenéis en casa para sacar las semillas y jugar con ellas al memory, a germinar o a cocinar cosas ricas... Esperamos vuestras propuestas y si podéis hacer semilleros, contadnos como van!

Documentación

martes, 31 de marzo de 2020

Estrechando lazos

Apoyo

Carta abierta de apoyo al sector agrícola, ganadero y pesquero local y sostenible ante la crisis sanitaria del COVID-19

No cabe duda que la prioridad para la sociedad en este momento es superar la crisis sanitaria que estamos viviendo. Por ello, el máximo agradecimiento a todas las personas, servicios y administraciones que están dando lo mejor de sí para frenar esta amenaza.

En estos días de crisis global, nuestros pensamientos y solidaridad están con quienes, directa o indirectamente, enfrentan las consecuencias del COVID-19 y, de manera muy especial, con aquellas personas y comunidades que son más vulnerables. Uno de los mejores valores comunes que tenemos como sociedad es nuestra capacidad de amabilidad colectiva hacia los demás y hacia nuestro planeta.

Por este motivo, y ahora más que nunca, necesitamos la calidad y cercanía de los productos del sector agrícola, ganadero y pesquero que trabaja en armonía con el planeta. Y queremos que os sintáis queridos y apoyados por la sociedad.

La naturaleza nos protege y nos da de comer. La pequeña y mediana agricultura y ganadería así como la pesca artesanal de bajo impacto, con un fuerte vínculo territorial, cuidan de la naturaleza, garantizan el suministro de alimentos y también un mundo rural vivo, fijando la población en el territorio.

Ante la actual crisis sanitaria, nos damos cuenta de lo realmente importante: las personas, la salud pública, el cuidado del planeta, la alimentación, el agua, el aire... las relaciones humanas y sin duda, más que nunca, la cooperación. Todas las personas juntas podemos superar esta pandemia, pero también la mayor amenaza a la que se enfrenta la humanidad, la emergencia climática y la destrucción de la biodiversidad. Sin un sector agrícola, ganadero y pesquero fuerte, sostenible, de cercanía y valorado por la sociedad no lo podemos hacer.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) las granjas familiares representan más del 90% de todas las explotaciones agrícolas del planeta y producen el 80% de los alimentos del mundo en términos de valor económico. Por otro lado, el 90% de la pesca es de pequeña escala, y abarca la mitad de las capturas en los países empobrecidos. Sin embargo, las desigualdades son también acuciantes. Por ejemplo, las mujeres suponen casi el 50 por ciento de la mano de obra agrícola, pero sólo poseen el 15% de las tierras agrícolas.

La agricultura fue, hasta la década de los 60, el soporte principal de la economía a nivel del estado español, pero actualmente emplea sólo alrededor del 6% de la población activa. En todos los ámbitos, son la pequeña y mediana agricultura y ganadería y la pesca artesanal las que más se ven afectadas por los Tratados de Comercio e Inversión y la desregulación del mercado, que imponen un modelo cada vez más industrializado y subyugado a los oligopolios y fluctuaciones de los mercados, donde no se garantiza un precio justo para las personas productoras. Ante una demanda cada vez mayor por parte de la población de alimentos saludables y sostenibles hay sectores que emergen y deben ser apoyados. Por ejemplo, la producción ecológica, la ganadería extensiva y la pesca artesanal de bajo impacto.

Sin embargo, vemos cómo, en estos días, ante una crisis sanitaria, la pequeña y mediana agricultura, ganadería y pesca, así como aquellos sectores que a pequeña escala transforman y distribuyen los alimentos, son los principales perjudicados, cuando también pueden aportar bienes de primera necesidad protegiendo a su vez el entorno, algo que nos permitirá ser resilientes y enfrentarnos a otras crisis, cuando ésta esté superada. En particular, la dependencia cada vez mayor de la gran distribución alimentaria está poniendo en peligro el modelo de producción agroecológico y más sostenible social y ambientalmente.

Sus principales canales de distribución de alimentos se cierran o se ven tocados casi de muerte. Es prioritario garantizar su funcionamiento, por las personas que viven de este sector, para que todas las personas sigamos pudiendo tener alimentos de calidad y sostenibles en nuestros platos, para garantizar el cuidado de la Naturaleza y un mundo rural vivo.

Es responsabilidad de los Estados garantizar el Derecho a la alimentación y nutrición adecuadas y los derechos de las personas productoras, más aún en momentos de emergencia. Se necesitan cambios profundos en nuestros patrones de consumo y en el modelo agroalimentario y, para ello, hace falta un apoyo decidido con políticas públicas.

En defensa de la producción campesina

Más de un centenar de organizaciones y colectivos de toda España acaban de registrar en el Ministerio de Agricultura, este 30 de marzo, una petición formal para que se «dicten las instrucciones pertinentes a las comunidades autónomas y ayuntamientos para que se busquen soluciones para los mercados no sedentarios de proximidad».

Formulario

Apoya y difunde desde tu organización 

Campaña de apoyo a proyectos agroecológicos en la emergencia sanitaria

Estamos viendo cómo podemos desde Madrid Agroecológico apoyar a proyectos agroecológicos y al consumo de proximidad en tiendas de barrio. Hay varias iniciativas en marcha, con las que nos coordinamos (MES y Frenalacurva). 

Por nuestra parte, a partir de las necesidades y problemas de los proyectos, las tiendas y grupos de consumo, pensamos que podemos contribuir a dar difusión, facilitar contactos para sinergias y reforzar puntos de abastecimiento

Por eso empezamos con un RECONOCIMIENTO DE NECESIDADES y posibles apoyos mutuos. Os invitamos a rellenar un sencillo formulario (¡otro más, lo sentimos, pero son solo tres preguntas): uno es para proyectos de producción/transformación, y otro para tiendas y grupos de consumo y servicios de comida.

Hay que moverse rápido, así que pretendemos recabar información de aquí al viernes y el lunes discutiremos terminaremos de definir la CAMPAÑA apoyada en el MAPA de INICIATIVAS.

¡Imaginaos que de esta cuarentena sale reforzada la pequeña producción local!

Si podéis compartir este mensaje en vuestras redes, os lo agradecemos